¿Necesito una guía para el camino?

Muchos caminantes se hacen esta pregunta antes de enfrentarse al camino. La verdad es que puedes vivir perfectamente sin ella, pero es cierto que una guía te da información que puede ser de mucha utilidad. Lo que está claro es que no necesitas ninguna guía para seguir el camino y no perderte. Tu GPS es la flecha amarilla y no hay guía que pueda competir con ella.

¿Qué te aporta una guía?

Las cuatro cosas que aprecio más de una guía en el camino son un pequeño plano de la etapa, un perfil altimétrico, identificar los pueblos por los que voy a pasar, e información básica sobre los albergues y alojamientos disponibles. No necesitas mucho más. Los kilómetros que tengo por delante, así como el perfil altimétrico, me ayudan a prepararme psicológicamente para lo que me espera. Si tengo por delante una ascensión continuada de cinco kilómetros prefiero saberlo para que mi mente prepare mi cuerpo para el reto. Saber de antemano los pueblos que voy a cruzar y a qué distancia se encuentran unos de otros me permite saber dónde encontrar facilidades logísticas —fuente, baño, colmadito, bar…— y dónde hacer, eventualmente, un alto para comer. Y, si no llevo reserva, necesito saber con qué alojamientos puedo contar, a qué precio y de cuántas plazas disponen.

Hay centenares de guías de los caminos, más que en un bazar turco. En mi opinión, con diferencia, las mejores guías en papel son las de John Brierley. Son ultraligeras, diseñadas con un increíble detalle y se reeditan casi anualmente para mantenerlas actualizadas. Tiene versiones de al menos cinco caminos: Francés, Portugués, Sanabrés, Inglés y Finisterre. John es un irlandés que llegó al camino a principios de los años noventa, halló la clave del detalle y desde entonces lleva 25 años viviendo en el camino y actualizando sus guías constantemente.

En Internet, las guías son aún más numerosas. Seguramente las más populares, completas y claras son las guías de gronze.com

El Camino en 150 preguntas, por cierto, no es propiamente una guía; se trata de un concepto totalmente distinto, un libro ágil y fácil que sirve para hacerte el camino más completo, más profundo, más ancho, mezclando las preguntas prácticas con preguntas de historia y preguntas sobre lugares concretos de la ruta jacobea.

Los kilómetros que tengo por delante, así como el perfil altimétrico, me ayudan a prepararme psicológicamente para lo que me espera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuántos pasos caminaré?

30 de abril de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *